La indumentaria en los eventos

Dentro de los eventos tenemos un factor que es muy importante: la vestimenta. Es cierto que no en todos, pero en muchos de ellos es un elemento a tener muy en cuenta. Necesita de un diseño estratégico. Y no hablamos solo de cuando organizamos una cena de gala o una boda, sino también en eventos empresariales. Es un elemento que se trabaja mucho dentro del protocolo. Lo utilizamos como elemento para comunicar un amplio abanico de cosas, tanto en actos institucionales como en empresas privadas. Como he dicho en otras ocasiones, sirve para hacer tangible aquello que no lo es.

Para poder ejemplificar todo esto voy a poner el caso del evento que llevó a cabo SEAT para la presentación de su nuevo modelo Ibiza el pasado junio de 2017. Fue un acto para el personal interno de la marca. Hablamos del propio personal de SEAT, y para los concesionarios de toda Europa. Un evento para que conocieran más a fondo el modelo, lo probaran y tuvieran una comparativa con la competencia. Su objetivo fue dar armas a su personal para vender el nuevo modelo.

En este evento se optó por la siguiente vestimenta:

La elección de una determinada vestimenta tiene varios objetivos claros: por un lado, el identificar a cada una de las diferentes empresas participantes en el evento y establecer una jerarquía entre ellas, en segundo lugar, para transmitir una imagen de unidad para todo el personal que interviene, y en tercer y último lugar, para que los asistentes y los trabajadores, pudieran rápidamente identificar quién es quién.

El personal que llevaba la camiseta roja pertenecía a SEAT. Los polos de color azul a la empresa alemana organizadora del evento, los que llevaban la camiseta naranja eran los ‘trainers’ de los diferentes talleres del acto, y el personal de amarillo eran los azafatos y azafatas del evento. Estos últimos tenían una zapatilla determinada, con el logo de SEAT, y un pantalón determinado. Nadie podía llevar nada que no fuera lo corporativo.

A todo esto hay que sumarle una tercera vestimenta, que era el que llevaban las seis azafatas en la cena de por la noche.

Se consideró que, el atuendo de día, no era apropiado para la cena que se celebraba para los invitados por la noche, y por lo tanto, se cambió. A la ropa que lleva la azafata faltaría añadirle una chaqueta rosa que se llevaba en las noches más frías.

Como podéis ver en un evento el factor indumentaria no está elegido por capricho, sino que tiene un valor comunicativo. El SEAT Ibiza es un tipo de coche destinado, fundamentalmente, a un público joven, por lo tanto, la imagen que transmitimos con una vestimenta de este tipo es juventud, estilo desenfadado y moderno. Por ello, si diseñas todos los elementos de un evento de forma estratégica conseguirás generar una determinada atmósfera que contribuya a la generación de imagen de marca. 

Port Relacionados

¿Qué te ha parecido el artículo? No seas tímid@ y coméntalo.

A %d blogueros les gusta esto: