Comunicación e intimidad

Durante los tiempos de crisis es cuando más se agudiza el ingenio, no solo para las personas, sino también para las organizaciones. Pero en ocasiones ese “ingenio” parece que se vuelve bastante invasivo y me atrevería a decir que incluso agresivo.

Esta pasada Navidad la pase con mi familia como cualquier otra persona y un día cuando llegue a la puerta me encontré lo que podéis ver en la imagen inferior.

A partir de esto me di cuenta de lo realmente invasivas que se están volviendo muchas campañas de ventas de muchas empresas. Este es el caso más “light”, pero recuerdo hace un año cuando día tras día llegaba un comercial de las diferentes empresas energéticas, de seguros o telefónicas a la puerta de mi casa a ofrecerme rebajas, mejoras, etc.

Bajo mi humilde punto de vista este tipo de campañas son contraproducentes para las empresas por dos razones:

1) Por un lado, estas invadiendo la intimidad de las personas en su propia casa. Si hay algo sagrado en la vida de todo consumidor es su casa, y no creo que cualquier tipo de campaña, sea del tipo que sea, deba ir dirigida a llevar un comercial a casa del consumidor sin previo aviso y aceptación.  En el mundo empresarial todo no vale y esto es una cuestión de ética empresarial.

2) Se están aprovechando de gente sin trabajo que hace lo que sea por trabajar y los mandan a recorrerse las calles en busca de gente en sus casas por un sueldo casi nulo o simplemente basado en comisiones de ventas. Que por otro lado, hay que decir que a penas reciben formación. No podemos mandar al comercial de la empresa X a casa del Sr. García, y con un simple papel que dice que va de parte de esa empresa tener que enseñar mi factura del servicio que me dan ellos. El fondo y las formas, no son las correctas y esto puede repercutir en la imagen que tiene el cliente de mi marca.

¿Qué opináis del tema?

Port Relacionados

% Comentarios (1)

¿Qué te ha parecido el artículo? No seas tímid@ y coméntalo.

A %d blogueros les gusta esto: